De princesa a esclava de la BBC – III por BebiSlut

El viernes salí del trabajo y consentimiento por mi estudio para mudarme. La crepúsculo preliminar, había dormido fatal, soñé cosas extrañas y no descansé, también, regresar a ver a Martin, me molestaba por un lado, y lo deseaba para aclarar la situación.

Estuve recordando mentalmente todas y cada una de las cosas que me había dicho sobre lo que opinaba de mi vida actual y sus anhelos a fin de que tuviéramos una relación de infidelidad, al lado de mi matrimonio, de Dueño – brazalete.

Me puse ajeno atuendo largo a la noche, para darle más anhelo, que rechazase sus propuestas.

De nuevo con una americana saca sobre el atuendo, exento sostén a fin de que viera mas como perdía esas tetas, y unos muy elegantes zapatos de tacon.

El taxímetro me dejó en el pórtico del “Le QueQum Café”, adentro sonaba como era frecuente, jazz en vivo.

Abrí el pórtico y entré. En una mesa Martin, escuchaba el costado que tocaba, mientras que se tomaba una copa.

Al apreciar que algún entraba, miró y vio que era ……., una risita de acogimiento y satisfacción alumbró su cara al helminto.

Crucé la una parte de la Sala que me apartaba de su mesa. El rápidamente se levantó para recibirme, tal y como si nadie hubiera pasado. con cara sería me dirigí de manera directa cara el, que se movió para ponerme una jamuga.

, presta a mostrarme fría y segura, le colgante que no era imprescindible, que no me iba a quedar. Me miró con ojos de conmoción y me afirmó “Becka, por auxilio, no obstante estás molesta conmigo?” – agregando – “Vamos mujer siéntate y charlemos, y me cuentas motivo estás tan molesta conmigo, porque he sido confiado contigo y te respeto como mujer y admiro lo atrayente y segura que eres”

Ofreciéndome nuevamente el banco, me rogo “Por amparo Becka siéntate y deshagamos cualquiera mal conocedor que haya habido en medio de tu y ” …., dejé la caja que me había mandado encima de la mesa y le colgante – “Esto no es un tergiversación” señalando su gratificación.

Entonces el respondió – “Bella amiga Becka …., hubieras venido, si no hubiera sido por devolverme la holganza? “No afirmación? …., era la manera que tenía de verte nuevamente.” “Te he echado mucho de menos, mientras esta hebdómada”

“No seas adulón, que actualmente conozco tus truquillos” – le joya expeditiva.

¿Te ha agradado, lo que has encontrado en la caja, cariño, di la autenticidad?” – no podía decirle que si, conque mi réplica fue “!No me ha agradado que me mandases esas cosas!”

Respondiendo el – “Becka cariño, te he petición que fueras honesta” “Dime la aseveración” no pasa nadie somos dos personas adultas”

Respiré hondo, por lo pesado y también obstinado que era, y porque el me agradaba, si no me hubiera hecho esa proposición….., tras un corto silencio por mi parte, le colgante

“Un regalo bastante estimulante, conforme, mas te colgante que no …., o bien por lo menos creí habértelo dejado claro en el momento en que nos despedimos”

El respondió – “No aguardaba otra réplica por tu parte, era lógica tu admiración y inclusive quizá mi cínico atrevimiento al proponerte ese juego” – agregando – “Me hubiera sorprendido considerablemente más que me hubieras dicho que si” “tu reacción de desagrado …., la aguardaba …… mas a mi edad, debo ser directo y armándome de valor, te joya con el corazón, lo que efectivamente deseaba que fueras para mi”

“Discúlpame si te ofendí en ese instante, mas era un buen instante, detrás la fantástica gala y crepúsculo que pasamos juntos”…….,

le escuchaba tratando de aparentar que no ponía atención a sus palabras y me interesaba más el cuarteto que tocaba.

“Que patrañas colgante, de todo lo que te colgante, tratando de que me entendieses, y a sabiendas de que mereces sentirte valorada como hombre con un enorme atrayente y además como mujer”

“Bueno” – reconocí – “No estuviste bastante desencaminado en tu distinción de mi situación de par” “mas….., tu proposición es una insensatez!”

“Anteriormente de conocer a Bernhard, hubieras considerado que era una ¡insensatez! Mas el descenso y el aburrimiento que ahorita tienes adyacente el, pero le ames, creí que habrías querido cuando menos saber más, sobre lo que te estaba planteando ….. porque era la manera de tener esas dos vidas al tiempo, la de consorte leal, y tu pasado de traviesa y entretenida mujer guapa!”

Actualmente, comprendo . respondí , “¿ Mas es por mi interés y bienestar, o bien por el tuyo que te has encaprichado de mi Martin ¡”

“Honestamente” – respondió el – “Tu sensualidad, tu indómito deseo de disfrutar del sexo” ….., “ y buena prueba de , es lo estimulante y fantástico que fue joder en el piso contra el espejo, con absoluto deseo por la parte de los dos” …., y si me invitaste a acrecentar …., no me negarás que te atraigo”

La autenticidad era que – “ Es cierto, eres un atractivo que hace que a una se le aflojen los culero, y si, conoces que deseaba joder con vicio y pasión contigo” …., que me dite mucho placer y fui demasiado bienaventurado ……, hasta el momento en que me propusiste ser tu brazalete ¡”

“Eso me descolocó íntegramente, no aguardaba una proposición de esta manera!” – a lo que el preguntó – “Al lado de tu desagrado al atender mi proposición” ….., “ podrías jurarme que la posibilidad de colaborar ese juego no te hizo animar y que te humedeciesen, una vez que te pasó, el enfado!”

Debí reconocerle a Martin, que si me había descentrado meditar en probar ese juego, mas, no me sentía segura, solo sorprendida …., y desorientada”

Martin me cogió de la mano, y por vez primera, no se la retiré. “Charlemos de en que consistiría nuestro juego y en seguida, te das tu ciclo, no me molesto si me afirmas nuevamente que No, mas escucha mi proposición inclusive el acabamiento …, para saber si quieres probar esta clase de relación tan estimulante en medio de tu y ”

Conforme, te escucho, dime, le concedí.

Comencemos por lo más simple, me afirmó – “Disponibilidad de duración para ser mi pulsera” “En el tiempo que tu puedas y desees, si que eso interfiera en tu vida comunitario” …., mas si debemos establecer unos mínimos, unas pautas regulares, que de veras te hagan sentir un “corto” pulsera de mi, con ciertas obligaciones consensuadas”

“En el momento que puedes pertenecerme como pulsera? …., los fines de hebdómada en que no te marches a Amsterdam, tenemos desde el viernes, hasta el momento en que el primer día de la semana retornes al trabajo, para poder serlo” y mientras el septenario “si admites, las noches en que te llame, encontrarse preparada en el tiempo que llegue a tu estudio, o bien venir a mi casa, cuando te lo ordene”

“No es tan bien difícil”

le respondí – “Imagina momentáneamente, que deseo ser tu brazalete mientras ese duración en que me resulta posible cumplir y ir a tu llamada”

“He culto las viejas reglas y son ¡Asaz exigentes! Ciertas semejan encontrarse escritas hace siglos!

A eso el me respondió – “Ese pasaporte, es antiquísimo, mas válido y imperante actualmente, para la doncella blanca que desee ser un pulsera total de su amo BBC” …, “mas son reglas, que podemos apalabrar, y tu aplaudir las que pienses que eres capaz de cumplir, porque las que admitas, para ser una pulsera, debes admitirlas desprovisto escusas, al revés, con gusto por cumplirlas y ser diariamente que aval, una pulsera mejor”

“Si te deseo como brazalete, es porque me agradas como compañera, no casados, tu ahora lo estás y eso del matrimonio, no marcha …! Mas si como una pulsera de mi propiedad, sobre la que voy a decidir eternamente, que deseo de ti y que espero por tu parte”

“En cualquier caso, en el momento en que la situación, te oprima o bien acento de agradarte, quedas liberada de cualquiera compromiso cara mi, y retornas a tu vida cotidiana”

Bueno – colgante – “discutamos sobre las 12 reglas” …, solo por ver si coincidimos en alguna” le joya tratando de aparentar que no me interesaba el atractivo juego.

Iniciamos con los puntos y me los volvió a leer. El primero como cierto recordaréis, hacía referencia a esto 1— Los hombres Black tienen el derecho absoluto y también irrenunciable a tener relaciones íntimas con . tiene la posaderas de un humano a la baja, mas es su deber natural satisfacer sexualmente al hombre Black en cualquiera forma posible. Es su deber el afinar el arte de la mamada, y avezarse el control carnoso fecal para agradar el falo del hombre Black. Ha de ser su PRINCIPAL ánimo en la vida para administrar sexualmente al hombre Black Superior.

El me los fue aclarando y puntualizando los aspectos esenciales. “Como mi brazalete, solo puedes ser utilizada por hombres negros y tu deber es satisfacerles en lo que te demanden, pero continuamente será si te ordeno que te ofrezcas a diferente o bien otros machos negros.

El delegado es de solo relativa relevancia, puedes tener relaciones íntimas con otras hembras blancas, ¡siempre y cuando tu Dueño negro, no te necesite!

El árbitro si es esencial. “ Los hombres negros, tienen el derecho de follarte a pelo, jamás emplearán preservativo y eyacularán en ti carente limitaciones. Para eso, todos, tanto tu como tu Dueño, o bien a los que te ofrezca, habrán pasado revisiones médicas para alojarse seguros de están sanos.

El caro leche de un Macho Superior como el negro, en ningún por poco cargo despilfarrar ni su semilla y si no se corre en ti, lo va a hacer en tu boca, a fin de que te tragues su apreciada miel.

El punto 4, te advierte, de que suministrar sexo oral, a cualquiera BBC que te lo demande, es una cargo para ti, aun no le haya dado mi autorización, al ver que eres una brazalete de la BBC, ese derecho como superior, le atención concedido.

El punto 5, lo podemos eludir, porque en tu caso, no tienes ni hijos ni hijas

Vamos con el punto 6, es solo una demostración del punto 1, advirtiendo que acceder el sexo ANAL es Forzoso para cualquiera pulsera blanca, y que debes alojarse presta a ofrecérselo a cualquiera BBC, que decida, y del que gozarás como el mejor regalo que puede hacerte un macho Negro, atestar tu trasero de fulana blanca con su caudaloso leche lleno con sus superiores semillas, para cualquiera brazalete, será constantemente un honor, que el macho Negro, llene a su trasero de cum caliente.

Mas como has podido leer, en Punto-8, se refiere a ti, que aun tu misión al brotar como fémina blanca, es para entregar placer al Macho Negro Superior, no se dejará que este te maltrate, abuse o bien te cause daño cierto.

El 9, solo te señala que tu estatus está bajo las mujeres Negras, solo aclara ese punto.

El 10º – Ese apartado, muy bella y sensual Becka, no es inconveniente para ti, actualmente viste que hace referencia a que debes ataviar lo más atractivo posible, para mostrarte frente a los hombres negros, como una doncella receptiva, no llevar jamás sostén a fin de que tus tetas se balanceen sensualmente, ni llevar panal o bien tanguita a fin de que puedas exponer tu coño y tu trasero si es forzoso, y para facilitar que los BBC, puedas acariciar tu coño y trasero bajo la mini falda o bien ordenarte que se los muestres.

En lo que se refiere a las piernas, o bien desvistes si hace calor, o bien con medias autoajustables inclusive los muslos, y evidentemente, son irreemplazable los zapatos de alza de a través de 6” y 7,8” pulgadas por lo menos.

El 11º – Hace referencia a que no puedes ver películas porno, en donde el macho sea blanco, solo debes serlas si el macho o bien los machos son negros.

Y por último el 12º, hace referencia a poco que tu bien sabes, el Falo del HOMBRE NEGRO es un atributo para ser venerado por todas y cada una de las esclavas blancas, porque es el mejor y único que desean.

En el momento que Martin acabó el extracto de lo que era “Imprescindible Cumplir” le miré con cara atrevida y le joya “! Solo eso ¡”

A lo que Martin respondió – “Es posible que te parezca simple, mas debes CUMPLIR exactamente lo contractual como reglas de SUMA IMPORTANCIA las que te acabo de explicar, y es INADMISIBLE, si quieres ser un pulsera de la BBC, que no las cumplas, porque dejarías de serlo”

Deja que te afirme una entidad Becka, mi bella amiga; conoces que tengo mucha experiencia en todo esta clase de cosas, y te invito a (solo te invito a) que por lo menos, hagas la prueba y veas si te agrada ese rol de pulsera de la BBC……,

Te aseguro que una enorme doncella como tu, no deseará otra ente, que proseguir siendo mi brazalete o bien de diferente BBC más joven.

le respondí, “Semejas segurísimo de eso Martin!”

“Mira Becka, la otra oscuridad en tu estudio, pude cerciorarse, lo candente, lo gran fémina que eres, y todo lo que te agrada joder, cosas que haces todas y cada una maravillosamente, de ahí que, al día después, decidí que debía proponerte ser “Mi pulsera”

Le miré y no joya carencia, mas la follada que me había dado en mi piso, no obstante la recordaba como entre las mejores de mi vida.

Bueno, hoy para relajarnos de tanta charla, “Que te semeja si bailamos un tanto”

Me había relajado y exento la furia básico de mi aparición, acepté.

Acoplado múltiples parejas que bailaban, Martin y , iniciamos a danzar y nuevamente aquellas manos tan hábiles, se deslizaban sobre mi ajuar, desde mi gollete, inclusive mi trasero, desprovisto sofoco, me dejaba hacer, apoyando mis tetas con los pezones ahora duros contra su fuerte pecho, y mis brazos enlazados a su espalda.

Martin deslizó una de sus manos inclusive la altura de mi coño, mientras que con la otra proseguía apretándome por la nalgas contra el y su poco a poco más voluminosa polla. Le miré con ojos de vicio, dándole luz verde a continuar delante.

Con sus corazón, bailando apretados, fue subiendo el arcén inicial de mi atavío que me llegaba a medio jamón, hasta el momento en que sentí como sus extremo entraban en contacto con mi aguado y alterado coño. Me miró y se sonrió, y me abandone en sus brazos.

Mientras que proseguíamos bailando, nos habíamos ido desplazando inclusive entre las esquinas del “Le QueQum” y allá comenzó a auscultar ahora resolutivamente, con su mano diestra, los húmedos, calientes y sustanciosos labios de mi coño, de doncella encelada por aquel horrible atrayente.

El sitio era completo y el anochecido y el resto de parejas que bailaban, nos daba la precisa casa, en cierto fatalidad de que alguna otra par, estaba segura de que se percataba de que poco ocurría bajo mi falda.

Aproximó su cabeza a mi atención, y me afirmó. “Deseo que te corras en mis brazos Becka, siente mis anular follándote el coño, mi perra” …..

Primero con dos corazón, y los labios de mi coño abiertos ahora por su hábil mano, me los estuvo deslizando desde la base de mi recto, inclusive mi clítoris con un masaje que iba ahondando y que me mataba de placer, hasta el momento en que con sus dos extremo centrales, me penetró el coño, mientras que para no plañir de placer, mordía su chaquetón, y su corazón catálogo y meñique, proseguían acariciando mis labios interiores, sus otros dos corazón, comenzaron a follarme con deseo.

Martín sentía en la palma de su mano, como mi coño se estremecía de placer, mientras que me proseguía follando mi calado coño bajo el refajo.

Aproximadamente podía proseguir bailando, del placer que aquel audaz atractivo, me estaba follando a través de la gente, carente que por poco ninguna persona se percatara de lo que me hacía.

Sus anular penetrándome, me hacían llegar al culminación, y no pude eludir unos apagados gemidos, en el tiempo que comenzó a llegarme el clímax ¡Uuuummm… ,!Uuuuumm……! no pude eludir silenciar, mientras que el emparejamiento que estaba más tapia nuestro, se miraron a través de , al percatarse de que mi acólito, me hacía correr……, ¡altísimo …!

En el momento que Martin sintió mis primeros espasmos, aprovechando que estada de espaldas a la dique, termino por meter su mano en mi desvisto trasero, alcanzando mi culo que se estremecía y en ese instante, me hundió su anular censo en mi trasero, mientras que con los otros dos en mi coño, degustaba mi fuerte convulsión.

hundí finalmente mi cara contra su pecho, para ocultar mi cara desencajada por el placer, que mientras unos largos segundos, estremeció mi cuerpo.

En el momento que sintió que mi clímax había completar, retiró sus anular de mi trasero y coño, y tal y como si carencia estuviera ocurriendo dentro , se metió los dos anular empapados con mis jugos en el hueco, chupándolos y saboreando el jugos de mi corrida.

Bailamos unos segundos más, hasta el momento en que acabó el aposento, y nos fuimos a sentar nuevamente, instante en que aproveche al ir tras el de la mano, para darle un fuerte pellizco en la nalgas.

Nos sentamos y apuré el güisqui que quedaba en mi vaso, para restituirme de la flojedad que me había producido ese espontáneo y audaz clímax.

El me miro a los ojos y con una extensa risita, me afirmó – “Incluso dudas!” …., “mi candente dama, de que debes ser mi doncella, mi pulsera genital”?

Me quedé mirándole tal y como si le regañase y le colgante “No Martin….!, y detrás un corto silencio, le colgante “ Deseo ser tu pulsera carnal” ……”deseo ser tuya!”…….

Aquel gran atrayente de sobra de seis pies de alto, me había seducido tan tenuemente, que estaba presta a todo, para no parar de recibir el enorme placer que era capaz de ofrecerme y que jamás antiguamente, ningún distinto hombre, había perfecto con su apasionamiento y impudicia…..